AVISO IMPORTANTE: LOS AURICULARES PODRÍAN ESTAR DAÑANDO TU AUDICIÓN

Luz Azúl | Terapia visual | Jaén | en Federópticos navas
LUZ AZUL: ¿CÓMO PODEMOS PROTEGER NUESTROS OJOS?
11 enero, 2018
Percepción visual | Terapia visual | Jaén | en Federópticos navas
JUEGOS PARA DESARROLLAR EL PENSAMIENTO LÓGICO (desde infantil)
18 abril, 2018
Mostrar todo

AVISO IMPORTANTE: LOS AURICULARES PODRÍAN ESTAR DAÑANDO TU AUDICIÓN

Luz Azúl | Terapia visual | Jaén | en Federópticos navas

Luz Azúl | Terapia visual | Jaén | en Federópticos navas

En los últimos años los problemas de audición están creciendo de forma considerable sobre todo en la población joven.

Esto podría estar relacionado con el uso de auriculares, pues forman parte de su vida diaria al estar conectados a diferentes dispositivos (teléfono móvil, MP3, tablet,…). Generalmente no nos damos cuenta del daño que éstos pueden causar a nuestros oídos.

Hay que tener en cuenta varios factores de riesgo en el uso de estos auriculares. Los auriculares pequeños, que se colocan dentro del canal auditivo, son desaconsejables, ya que pueden generar una presión elevada cerca de la membrana timpánica pues no dejan salir el sonido hacia afuera. Este tipo de auriculares no aíslan a la persona del ruido externo por lo que se tiende a subir el volumen para no oír el barullo del exterior.

Está demostrado que la exposición a sonidos por encima de 85 decibelios (Db) puede dañar la audición, y hay auriculares que sobrepasan los 110 Db, lo que es parecido a estar en un concierto de rock. Varios estudios coinciden en señalar que un nivel seguro de escucha es 70 Db, a niveles superiores el tiempo de exposición se vuelve un factor muy importante. Por ejemplo, si escuchamos música a 85 dBA durante 45 minutos no existe mayor peligro; sin embargo, si lo hacemos durante varias horas diarias tenemos riesgo de sufrir una pérdida auditiva. El problema es que generalmente no tenemos un control de volumen en los auriculares que nos indique el nivel de decibelios que estamos recibiendo en nuestros oídos.

La pérdida de audición por el uso de auriculares tarda tiempo en aparecer, es indolora y se va acumulando con el tiempo por lo que puede que no nos demos cuenta del daño hasta que sea demasiado tarde.

Algunas señales de que se ha producido una pérdida auditiva son:

  • tener dificultad para entender una conversación
  • necesidad de subir el volumen de la televisión
  • tener zumbidos o ruidos en los oídos (acúfenos)
  • no oír el tictac del reloj, el agua corriendo o el canto de los pájaros

A parte de sufrir una pérdida auditiva por el daño que se ocasiona en el oído interno podemos padecer otros síntomas:

  • Dificultad para conciliar el sueño,  fatiga
  • Estrés, depresión y ansiedad
  • Algunas alteraciones en la conducta como son la agresividad o irritabilidad
  • Efectos negativos en la atención y memoria, lo que conlleva un bajo rendimiento académico o laboral

¿Qué podemos hacer para prevenir el daño?

  • Utiliza auriculares que cubran todo el pabellón auditivo, así habrá menos presión sobre la membrana timpánica.
  • Haz un uso moderado de los auriculares: no los uses a más del 60% del volumen y durante no más de 60 minutos al día. El volumen debe permitirte oír lo que sucede a tu alrededor, esto es muy importante si por ejemplo sueles escuchar música cuando sales a correr, porque podrías sufrir un accidente por no haber oído que un coche se acercaba. Puedes preguntar a alguien que esté a tu lado si puede escuchar tu música, si es así, quiere decir que el volumen es demasiado alto.
  • Hay disponibles modelos de auriculares con limitador de volumen.
  • Aprovecha las zonas tranquilas para oír tu música y así no tenderás a subir el volumen.
  • Es bueno que concedas un descanso a tus oídos, intenta hacer pausas de 15-20 minutos por cada 45 minutos de escucha.
  • Realizar revisiones auditivas a los más jóvenes.
  • Un último apunte: se recomienda no estar más de 45 minutos en una discoteca o en un bar que ponga la música a un volumen alto (sí, lo sabemos, casi todos…). Es importante que los más pequeños eviten estos ambientes ruidosos.

 

María Navas Jurado | Psicóloga Colegiada n° AO-04904 y Audioprotesista

Soy psicóloga Colegiada n° AO-04904, audioprotesista y me encargo de la realización de terapia de reflejos primitivos. Realizo reeducación auditiva en niños y adultos.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.