COMO AFRONTAR LOS DEBERES Y EL ESTUDIO

OYE, PERO NO ESCUCHA
10 septiembre, 2017
MOVIMIENTO PARA MADURAR EL CEREBRO: REFLEJOS PRIMITIVOS
4 noviembre, 2017
Mostrar todo

COMO AFRONTAR LOS DEBERES Y EL ESTUDIO

Volvemos a la rutina: deberes, exámenes, trabajos,… Algunos niños tienen más dificultades que otros para adaptarse al colegio y las tareas que éste conlleva. Compartimos con vosotros unos consejos para hacer más fácil la hora de los deberes.

1.- Hablar con el niño. Cuando tu hijo presenta dificultades escolares hay que peguntarle su opinión sobre lo que sucede, hablar de lo que le angustia transmitiéndole comprensión, apoyo y confianza en que estaremos juntos para solucionarlo. En lugar de culpabilizar o hacer comparaciones con otros niños, buscaremos sugerencias para mejorar y encontrar soluciones.

2.- Ambos padres deben estar unidos en las pautas que se van a seguir en casa respecto a los estudios y ser ejemplo mostrando interés por la lectura, la cultura, aprender cosas nuevas…

3.- Tener información del colegio: realizar reuniones periódicas con su tutor para saber trabajos, exámenes, preguntar cuanto tiempo necesita para hacer los deberes, de estudio…

4.- Hacer un plan de deberes con el niño: llegar a un acuerdo con él y hacer un contrato donde pongamos el momento de hacer deberes teniendo en cuenta los días que tiene otras actividades extraescolares (a veces habrá que hacer modificaciones puntuales por ejemplo por el cumpleaños de un amigo). También se especificará el tiempo concreto para el ocio (televisión, consola, salir a jugar,…)

5.- Crear un espacio de trabajo y estudio: debe ser tranquilo, sin televisión, sin ordenador, sin música, bien iluminado y equipado con todos los materiales que necesitará.

6.- Enseñarle a organizarse…

  • Que apunte los deberes en un lugar concreto (agenda o libreta).Planing semanal
  • Llevar un calendario mensual con fechas de entregas de trabajos, exámenes,…
  • Sentarse con el niño y planificar la tarea a realizar revisando la agenda, los libros y libretas; y organizar el tiempo de repasos y estudio. Mostrando interés en lo que está aprendiendo y reconociendo su importancia, la actitud no es de policía sino de apoyo para facilitarle las cosas.
  • Dividir los deberes diarios en partes asequibles: enseñarle a preguntarse ¿qué hago primero? ¿después de eso? ¿Y termino haciendo…?, que haga una previsión de la dificultad de cada materia y cuánto tiempo necesitará para realizar cada tarea. (Mejor empezar por una tarea de dificultad intermedia, después la más difícil y terminar por la más fácil). Hacer pequeñas pausas entre una tarea y otra para evitar la fatiga y permitiendo que se mueva el niño.

7.- Ser positivo: reconoce sus pasos en buena dirección y dale ánimos constantemente, haciéndole ver lo que hace bien. Cuando tenga dificultades con un tema aumentaremos su confianza comentando sus éxitos en otras materias; es normal tener fallos, todos los tenemos y podemos aprender de ellos.

8.- Le felicitaremos por el esfuerzo, el interés y la dedicación que pone haciendo una tarea, y se sentirá aún mejor si hacemos comentarios positivos de ese esfuerzo en presencia de él pero dirigiéndonos a otra persona.

9.- Podemos utilizar un gráfico semanal/mensual para recompensar al niño por completar el trabajo: ganará una estrella o un punto por cada día que termine sus deberes y en el fin de semana tendrá una salida especial o una actividad en su honor. Podemos establecer el coste en puntos de cada premio (por ejemplo: ir al cine son 5 puntos, al zoo son 10 puntos,…). Cuando ya adquiera un hábito hay que ir disminuyendo paulatinamente estas recompensas y la ayuda que le damos en sus deberes hasta que sea capaz de hacerlos por sí solo.

CÓMO MEJORAR SU AUTOESTIMA

  • CREER EN EL NIÑO Y EN SUS POSIBILIDADES: tener la confianza de que es capaz de superar sus dificultades.
  • ANIMARLE A QUE HAGA UNA LISTA de todas las cosas que se le dan bien hacer y decirle las que vosotros veáis.
  • HABLAR EN POSITIVO EVITANDO EL “NO”: decirle lo que esperamos que haga en lugar de decir lo que está haciendo mal. MAL: no te subas de rodillas a la silla. BIEN: siéntate en la silla con las piernas hacia abajo.
  • ELOGIAR SIN EVALUAR: felicitar describiendo el comportamiento específico no por ser “bueno o malo”. Alabar el comportamiento específico del niño y su esfuerzo en realizarlo (lo que hace) en lugar de ponerle una etiqueta al niño, decir: “vaya veo que en este página te has esforzado mucho en mejorar tu letra, se ve mucho más claro lo que has escrito pone…” en lugar de decir: “qué bueno eres”. Elogiar por haberse acordado de los deberes y por empezar a hacerlos, elogiarlo por hacer solo una tarea…
  • CRITICAR CONSTRUCTIVAMENTE SIN HERIR: reconocer los logros por pequeños que sean y luego indicar los aspectos a mejorar:
    • MAL: no has terminado de ordenar tu habitación.
    • BIEN: bien, ya has hecho tu cama y has guardado los juguetes, falta poner los zapatos en su sitio y ordenar esos libros.
  • ANIMAR A DESCUBRIR EL ÉXITO: ofrecerle tareas que pueda realizar con éxito él solo.
  • EL FRACASO ES UN CAMINO DE APRENDIZAJE PARA EL ÉXITO:

Thomas Edison dijo “no fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla antes de lograrlo”.

 

 

María Navas Jurado | Psicóloga Colegiada n° AO-04904 y Audioprotesista

Soy psicóloga Colegiada n° AO-04904, audioprotesista y me encargo de la realización de terapia de reflejos primitivos. Realizo reeducación auditiva en niños y adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.